26-02-2021

ANTIFÚNGICOS

Descripción e información acerca de los Antifúngicos.

Antifúngicos

 

¿Qué son las micosis? ¿Cómo se diagnostican?

Las micosis superficiales, más conocidas como “hongos”, son infecciones fúngicas de la piel y mucosas, incluyendo pelo y uñas. Casi siempre es el pediatra con la exploración física quien hace el diagnóstico, aunque a veces hace falta coger una muestra por rascado para análisis microbiológico.

 

¿Qué tipos de infecciones por hongos existen?

  1. Infecciones de la piel

1. Tiña de la cabeza (Tinea Capitis): Infección del pelo transmitido por contacto directo con los individuos,animales u objetos infectados.

2. Tiña del cuerpo (Tinea Corporis o Herpes Circinado): infección de la piel, en forma de placas redondeadas enrojecidas con descamación bien definidas.

  

3. Tiña del pie (Tinea Pedís): Lo más común es el “pie de atleta”. Es frecuente en adolescentes, con zonas de descamación, maceración y fisuras entre los dedos.

  

4. Tiña inguinal (Tinea Cruris): Se da en adolescentes, lesiones descamativas, bien delimitadas que se localizan en ingles y muslo.

5. Tiña de las uñas (Onicomicosis): Subungueal: manchas blancas-amarillentas en el borde de la uña,  Superficial: manchas blancas puntiformes en la superficie de la uña.


 

  1. Infecciones de las mucosas:

1. Candidiasis Oral o “Muguet”: placas blancas localizadas en lengua, paladar, faringe. 

2. Candidiasis del pañal: placas rojas junto a otras lesiones periféricas que afectan ingles y región glútea.

3. Otras: menos frecuentes en niños (Candidiasis en pliegues, Candidiasis en uñas, Vulvovaginitis, Balanitis candidiásica...).

 

- Pitiriasis Versicolor: afecta a adolescentes. Está favorecida por el calor y la humedad. Son manchas pequeñas redondeadas hiper o hipopigmentadas, cubiertas por escamas.

¿Qué se debe saber sobre el tratamiento?

Se suele tratar de cuadros leves que no precisan ingreso hospitalario. Será su pediatra quien determine el tipo de tratamiento que necesita su hijo/a, por ello, es importante no probar medidas caseras ni medicamentos sin receta.

Existen medidas farmacológicas y no farmacológicas para el tratamiento. Estas últimas consisten en medidas higiénicas, evitar autocontaminación y la humedad. 

Los fármacos que se usan son los antifúngicos. Hay un gran número de estos y el tratamiento se puede ser oral o tópico, según el tipo de infección. Muchas veces estas infecciones precisan tratamientos prolongados, por lo que se debe ser constante en la administración.

 

¿Qué medicamentos existen para el tratamiento?

1. Tratamientos tópicos: pueden ser cremas o pomadas ( Inespecíficos: se usan poco actualmente, como tintura de yodo; Específicos: alilaminas, azoles, morfolinas, polienos y nistatina).

2. Tratamientos orales:

  • Griseofulvina en la forma micronizada. Es el más utilizado en niños.
  • lItraconazol, Fluconazol. Estos dos últimos pueden provocar reacciones medicamentosas, por lo que si su hijo está tomando algún otro fármaco, debe consultar con su pediatra.
  • Terbinafina.

 

¿Que precauciones se deben tener?

- La infección por hongos se puede contagiar.

- Al inicio del tratamiento puede haber una leve reacción.

- En la tiña de la piel a veces pueden quedar manchas blanquecinas residuales.

- A veces puede volver a aparecer la infección, sobre todo en ciertas formas.

 

¿Qué medidas de prevención se pueden realizar?

  1. Ducharse una vez al día o en días alternos y secarse bien.
  2. Evitar la humedad y el calor.
  3. Mantener secas las zonas de pliegues de la piel.
  4. Usar calzado cómodo, no estrecho, a ser posible de piel y de suela de cuero.
  5. Usar calcetines de algodón o de hilo.
  6. Cambiarse a diario los calcetines y la ropa interior.

 

La Tiña y las mascotas.

Los hongos que causan la tiña pueden vivir durante bastante tiempo en animales de compañía (perros, gatos, conejos, pájaros) a través de esporas que se encuentran en el pelo de un animal infectado, en elementos usados sobre el animal como cepillos o máquinas para cortar el pelo, o incluso en contacto directo con el suelo. Las personas podemos contraer la tiña mediante contacto directo con el animal infectado.

El síntoma más común es el picazón y las placas que por lo general se encuentran más inflamadas en los bordes, con enrojecimiento, descamación y en ocasionas ampollas.

En caso de sospecha de contagio de la mascota se debe contactar con el veterinario; en caso de los humanos con el médico, de forma inmediata.

 

¿Cómo puedo resguardarme de la tiña

La mejor medida consiste en utilizar buenos hábitos higiénicos:

  1. Lavar las manos con frecuencia, en especial después de tener contacto con un animal de compañía.
  2. Limpiar y desinfectar las áreas en las cuales habita nuestra mascota y los equipos usados.

Si la mascota se infecta:

  1. Usar guantes y ropas de protección en el contacto o trato con el animal (la aspiradora también sirve de ayuda).
  2. Si nuestro sistema inmune se encuentra debilitado, debemos mantenernos alejados de cualquier animal o persona que sabemos que se encuentra infectado.

 

Bibliografía:

  1. Familia y salud. Micosis cutáneas y antimicóticos.
  2. Conejo Fernández A, Martínez Roig A, Ramírez Balza O, Álvez González F, Hernández Hernández A, Baquero Artigao F, et al. Documento de consenso SEIP-AEPap-SEPEAP sobre la etiología, el diagnóstico y el tratamiento de las infecciones cutáneas micóticas de manejo ambulatorio. Rev Pediatr Aten Primaria. 2016;18: e149-e172.
  3. Center for Food Security and Public Health. Tiña ( Dermatofitosis).

 

Clasificación:Antivirales. Antiparasitarios. Antifúngicos.