17-02-2021

ANTIHISTAMÍNICOS

Descripción e información de los antihistamínicos

Antihistamínicos

 

¿Cuál es su función?

Los antihistamínicos son un grupo de fármacos utilizados para tratar los síntomas producidos por la histamina, inhibiendo su acción. Actúan en las reacciones alérgicas y estimulan la secreción de ácido clorhídrico en el estómago.

Podemos encontrar distintas clases de antihistamínicos, estableciendo la siguiente clasificación:

1) Antihistamínicos H1 de primera generación (clásicos o sedantes): a pesar de que llevan usándose durante más de 70 años, con el paso del tiempo su administración se ve ensombrecida por diversas limitaciones fundamentales que presenta respecto a los efectos no deseados que genera sobre sistema nervioso central debido a su facilidad para atravesar la barrera hematoencefálica, el alto riesgo de toxicidad, entre otras. Cabe destacar que presentan una acción sedante, que paradójicamente en ocasiones puede ser estimulante para los pacientes pediátricos.

Generalmente no es conveniente el uso tópico por ser sensibilizantes y ocasionar lesiones en piel en las zonas que se administró el antihistamínico.

Dentro este grupo podemos encontrar los siguientes fármacos más habituales:

  • Dexclorfeniramina: se emplea en el tratamiento de la urticaria y anafilaxia.
  • Hidroxizina: por su efecto sedante se utiliza en la urticaria o dermatitis que se acompaña de prurito intenso.

 

2) Antihistamínicos H1 de segunda generación (no sedantes): por sus propias características favorecen su uso en el tratamiento de la rinitis alérgica, la conjuntivitis alérgica y la urticaria crónica.

  • Cetirizina, desloratadina y levocetirizina son los más utilizados.

 

3) Antihistamínicos H1 para uso tópico ocular y nasal: Tienen la ventaja de su rápida acción local, sin embargo, pueden absorberse y ocasionar efectos generales.

Son especialmente útiles para la conjuntivitis alérgica.

 

4) Antihistamínicos H2: se han recomendado como tratamiento adicional en la urticaria crónica y en el choque anafiláctico que no responde a las medidas habituales.

  • Ranitidina: con efecto sobre la secreción gástrica, disminuyéndola.


 

Vías de administración antihistamínicos más comunes

1) Antihistamínicos H1 clásicos:

  • Dexclorfeniramina: oral (jarabe, comprimidos, ampollas).
  • Hidroxicina: oral (jarabe, comprimidos).

 

2) Antihistamínicos H1 no sedantes:

  • Cetirizina: oral (gotas, jarabe, comprimidos).
  • Desloratadina: Oral ( jarabe, comprimidos, comprimidos bucodispersables).
  • Levocetirizina: Oral (jarabe, gotas, comprimidos).

 

3) Antihistamínicos H1 para uso tópico ocular y nasal:

  • Azelastina: tópica (solución para pulverización nasal y colirio oftálmico). 
  • Levocabastina: tópica (suspensión para pulverización nasal y colirio oftálmico).
  • Olopatadina: tópica (colirio oftálmico).

  

4) Antihistamínicos H2:

  • Ranitidina: Parenteral (Intramuscular o Intravenosa).



 

Bibliografía:

  1. Toral Pérez MT, Moral Gil L, Bosque García M. Farmacoterapia de las enfermedades alérgicas.  Protoc diagn ter pediatr. 2019; 2:35-49.
  2. Familia y Salud. Antihistamínicos

 

Clasificación:Antihistamínicos