24-02-2021

ANTIÁCIDOS Y ANTISECRETORES

Descripción e información acerca de los Antiácidos y los Antisecretores.

Antiácidos y antisecretores

 

¿Qué son?

Son un grupo de medicamentos que disminuyen la acidez del estómago provocada por el ácido gástrico.

 

¿Para qué se utilizan?

Su objetivo es el tratamiento de ardor de estómago (pirosis). Este síntoma suele ser común a varias enfermedades como la úlcera gástrica o duodenal, el reflujo gastroesofágico cuando causa esofagitis o la gastritis por Helicobacter pylori; y otras causas más raras en la niñez.

Tipos de Antiácidos y Antisecretores

Hay diversos tipos.

1. Antiácidos: neutralizan el ácido del estómago (Acido Clorhídrico). Hay dos tipos:

  • Sistémicos: su efecto es corto y débil. Actúan de forma local en el estómago, pero también pasa a la sangre de forma importante. Pueden causar problemas. Dentro de este grupo podemos encontrar el bicarbonato sódico. No se recomienda su uso.
  • Locales: actúan de forma local en el estómago y pasan muy poca cantidad a la sangre. Su efecto es moderado. En este grupo están las sales de aluminio y las sales de magnesio y las combinadas (sales de aluminio y magnesio). Son ejemplos: almagate, magaldrato, algeldrato, almasilato. No se recomiendan su uso en el niño.

2. Antisecretores: son medicamentos que disminuyen la formación de ácido del estómago. Existen dos tipos:

  1. Antihistamínicos H2: Disminuyen la secreción del ácido bloqueando la acción de la histamina. Son medicamentos eficaces. En este grupo están la ranitidina y famotidina. Aunque se pueden usar, cada vez se usan menos.
  2. Inhibidores de la bomba de protones: Disminuyen la secreción del ácido bloqueando la formación del mismo en las células intestinales. Son los más potentes que hay y los que más se usan hoy en día. Los más comunes son el omeprazol y el esomeprazol.

3. Protectores de la mucosa intestinal: actúa de forma local por unión a las proteínas de la pared del estómago. Su acción es local y no pasa a sangre. Acción moderada, en el niño se usa poco. El más conocido es el sucralfato.

4. Mixtos: actúan disminuyendo la secreción del ácido y protegiendo la mucosa del intestino. En este grupo están las prostaglandinas (misoprostol). Se usa sobre todo para prevenir el daño que pueden producir ciertos medicamentos en la pared del intestino (como los antiinflamatorios no esteroideos). Su uso en el niño es muy restringido.

 

¿Que precauciones debo tener en cuenta?

Si un niño tiene síntomas de acidez gástrica debe ir al pediatra para que valore la necesidad de tratar o no con antiácidos o antisecretores. Nunca se debe iniciar el tratamiento por cuenta propia. Tampoco se recomienda dar estos medicamentos de forma rutinaria para proteger la mucosa intestinal en el niño que toma antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno).

 

Bibliografía:

  1. Familia y Salud. Antiácidos y antisecretores en pediatría.
  2. INH. Tomar antiácidos. Revista MedlinePlus Salud
Clasificación:Antieméticos. Laxantes. Antidiarreicos. Antisecretores.